Absolutamente todos tenemos metas y sueños en la vida que deseamos cumplir, incluso hemos luchado por que así sea.

Pero, ¿que pasa cuando pierdes de vista tu objetivo?

Resulta que comienzas un nuevo proyecto con mucho entusiasmo, haz estado enfocando toda tu energía en el desarrollo. Pasas horas y horas investigando, planeando, diseñando, en fin, tienes la mira en esa meta que deseas alcanzar. De pronto, tu mente comienza a darle vueltas al mismo punto que no haz logrado desarrollar con claridad llenándote de frustración hasta que poco a poco, toda esa motivación con la que habías empezado va disminuyendo hasta desaparecer.

¿Alguien mas ha estado en esa situación?

Todos tenemos muchos compromisos que atender y muchas veces no logramos enfocarnos en todo ese esfuerzo que le habíamos dedicado a nuestro proyecto. Dicen que el que quiere, puede, y por muchos compromisos que tengamos alrededor, no podemos perder ese rumbo que con tanto esmero estuvimos construyendo. Muchas veces deje que todos esos compromisos se convirtieran en obstáculos y me deje vencer muchas veces hasta que un día dije ‘si sigo dejando que eso pase jamas conseguiré alcanzar mis objetivos, si le había dedicado tiempo y esfuerzo es porque lo había considerado importante’

Y así fue como retomé mis objetivos:

Comencé por administrar eficazmente mi tiempo desglosando tareas diarias que debía cumplir. Excel me ayudo a realizarlo. De esa forma, había creado mi propio sistema de actividades diarias teniendo el resto del año ocupado para cumplir cada una de ellas.

La importancia de trabajar sin distracciones e interrupciones es básica. Tenemos muchas actividades que realizar durante el día, ya sea ir a la oficina, realizar las areas domésticas, cuidar a los niños, los deportes que realizamos, alguna clase que estemos tomando, en fin, en cada una de ellas enfocas totalmente tu atención. De esa misma forma debemos enfocar nuestra atención en last áreas que nos hallamos puesto. Es igual de importante que el resto.

¿Tu objetivo es estar en forma? Este es un proyecto que todos iniciamos a diario pero es el que más fácil dejamos. Desde la dieta que iniciamos con tanto entusiasmo apenas sentimos hambre y la rompemos con cualquier antojo que tenemos, la fuerza de voluntad se pierde por completo.

¿Y el gimnasio? La primera semana vamos muy motivados, pero ¿que pasa cuando llueve o hace mucho frío? dejamos de ir rompiendo una vez más nuestros esfuerzos.  ¿Y si no puedo pagar un gimnasio? Existen muchas aplicaciones (y gratis) que puedes usar en tu casa, incluso Android viene con una que se llama Samsung Health bastante completa que es justo con la que estoy trabajando a diario. Y si te saltas algún día de ejercicio te da la opción de compensarlo, así que ¡no hay excusa!

Cuando sientas que aparecen inconvenientes en tu camino, hazlos parte del proceso. Acuérdate que todo tiene su lado positivo y su lado negativo y cuando tomaste la decision de luchar por conseguir tu meta, nada mas importo, pues sabias que ibas a hacer hasta lo imposible por obtener lo que quieres porque la única persona que sufrirá las consecuencias eres tu.

Ahora que estás en el proceso, no renuncies. Continúa hasta alcanzarlo. Verás que al final del camino, estará tu recompensa.

No pierdas el tiempo y enfócate en alcanzar tus metas.

 

Comments (1)
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *