Fue un 7 de Octubre de 1849 el día que murió Edgar Allan Poe de una forma misteriosa.

Existen varias teorías sobre su muerte aunque resultan inciertas. Hoy en día, aún se discute la causa de su fallecimiento.

Era una tarde lluviosa de elecciones en Baltimore del día 3 de Octubre de 1849 cuando Joseph W. Walker, un compositor del Baltimore Sun se dirigía hacia Gunner’s Hall, una casa pública llena de actividad y ese día era la sede para las votaciones del 4to Distrito. Justo cuando Walker llegó al lugar, encontró a un hombre delirando, semiinconsciente e incapaz de moverse tirado en la banqueta vestido con ropa muy sucia en muy mal estado, Walker se acercó para ayudar a aquel hombre cuando descubrió algo inesperado: aquel hombre era Edgar Allan Poe. Preocupado por la salud del poeta, Walker le preguntó que si tenía algún conocido en Baltimore que pudiera ayudarlo. Poe le dió el nombre de Joseph E. Snodgrass, editor de una revista con experiencia médica. Inmediatamente, Walker le escribió a Snodgrass una carta pidiendo ayuda.

El 27 de septiembre, casi una semana antes, Poe había salido de Richmond, Virginia, con destino a Filadelfia para editar una colección de poemas para la señora St. Leon Loud, una figura menor en la poesía estadounidense de la época. Cuando Walker encontró a Poe delirando afuera de aquel lugar de votación, fue la primera vez que alguien escuchó o vio al poeta desde su partida de Richmond. Poe nunca llegó a Filadelfia. Tampoco regresó a Nueva York, donde había estado viviendo últimamente. Durante esos cuatro días entre que Walker lo encontró fuera de la casa pública el 3 de octubre y su muerte el 7 de octubre, Poe nunca recuperó la conciencia suficiente para explicar cómo es que había sido encontrado con ropas sucias que no eran suyas delirando en las calles. En cambio, Poe pasó sus últimos días vacilando entre ataques de delirio atrapado por alucinaciones visuales. La noche antes de su muerte, según su médico tratante, el Dr. John J. Moran, Poe llamó repetidamente a “Reynolds”, una figura que, hasta el día de hoy, sigue siendo un misterio.

Se dice que Poe fue partícipe de un fraude electoral ya que fue encontrado el día de las elecciones fuera de aquella casa pública, la cual, sufrió una estafa de urnas en la que varias personas fueron drogadas y utilizadas para votar por un mismo partido político en múltiples lugares. El fraude electoral se había convertido en la explicación estándar de la muerte de Poe en la mayoría de sus biografías durante varias décadas, aunque su situación en Baltimore, el lugar donde inició su carrera a principios del siglo XIX, puede haberlo hecho demasiado reconocible para que ésta estafa haya funcionado.

Existen muchas teorías sobre la causa precisa de su muerte. Muchos biógrafos han abordado el tema y han llegado a diferentes conclusiones, desde la afirmación de Jeffrey Meyers de que se trataba de hipoglucemia hasta la teoría del complot de asesinato conspirador de John Evangelist Walsh. También se ha dicho que la muerte de Poe podría haber sido consecuencia de un suicidio relacionado con la depresión. En 1848, casi muere por una sobredosis de láudano, fácilmente disponible como tranquilizante y analgésico.

Se han propuesto muchas otras causas de muerte a lo largo de los años, incluidas varias formas de enfermedad cerebral rara o tumor cerebral, diabetes, varios tipos de deficiencia enzimática, sífilis, apoplejía, delirium tremens, epilepsia e inflamación meníngea. Un médico llamado John W. Francis examinó a Poe en mayo de 1848 y creyó que tenía una enfermedad cardíaca, que Poe siempre negó.  En 1996 se presentaron algunos análisis que insinúan que la muerte de Poe fue a consecuencia de rabia, aunque existen algunas contradicciones con esa evidencia, incluida la ausencia de hidrofobia (aquellos afectados por la rabia desarrollan miedo al agua, se informó que Poe había estado bebiendo agua en el hospital hasta su muerte) ni ninguna evidencia de mordedura de animal (aunque algunas personas con rabia no necesariamente hayan sido mordidos por un animal).

Sin embargo, una prueba de 2006 de una muestra de cabello de Poe proporciona evidencia ante la posibilidad de envenenamiento por plomo, envenenamiento por mercurio y exposiciones tóxicas similares a metales pesados. El cólera también ha sido insinuado ya que Poe había pasado por Filadelfia a principios de 1849 durante una epidemia de cólera. Se enfermó durante su estadía en la ciudad y le escribió una carta a su tía, Maria Clemm, diciéndole que “pudo haber tenido el cólera o espasmos tan graves”.

Lo cierto es que todos los registros y documentos médicos, incluido el certificado de defunción de Poe se han perdido, si es que alguna vez existieron.

El funeral de Poe, quien fallecía a la edad de 40 años, se celebró en una tarde fría y lluviosa del 8 de octubre de 1849, fue una ceremonia sencilla a la que asistieron pocas personas. La ceremonia entera duró sólo tres minutos.

Incluso después de muerto continuó creando controversia y suscitando incógnitas… hasta el día de hoy.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *