Como amantes de la música que somos, siempre recordaremos nuestro primer gran concierto.

Pero, alguna vez te haz preguntado ¿cuál fue el primer concierto en la historia de la humanidad?

Aunque no se conoce un origen exacto, la historia lo remonta a la Edad Media, cuando los malabaristas combinaban sus actuaciones con intervenciones instrumentales y vocales. Europa sería testigo de los primeros conciertos que se fueron extendiendo por el continente por los siguientes siglos. En Francia se crearon academias y se desarrollaron los café-concert, los lugares donde se podía comer y presenciar espectáculos musicales.

Con el paso del tiempo, los conciertos se fueron extendiendo por todo el mundo, en América, aún bajo la influencia europea, comienza a conocerse sólo a la par de lo que iba sucediendo en Francia e Inglaterra.

Con la creación de la orquesta moderna nace el concierto orquestal prosperando incluso hacia el siglo XX enfrentando a la competencia del disco y de la radio que muchas veces transmitía los conciertos restándole espectadores a los eventos, pero no pararon de multiplicarse logrando adquirir reconocimiento a los cantantes y a las giras de conciertos alrededor del mundo.

Ok, y ¿cuando nació el primer concierto de rock?

Aunque el rock no tiene tanto tiempo de existencia, Alan Freed, conocido como Moondog, fue el primer artista de rock en presentarse ante una audiencia masiva y tocar para ellos. A él le debemos la existencia de los conciertos y festivales de rock.

Fue en Cleveland, Estados Unidos un 21 de marzo de 1952 cuando se realizó el primer concierto de rock en la historia de la humanidad. Un festival llamado ‘Moondog Coronation Ball’ reunía por primera vez a miles de personas ante los pies de un artista.

La idea surge porque Alan Freed conducía un programa de radio llamado ‘Moondog Show’, donde transmitía música clásica, pero luego de un tiempo y gracias al consejo de su amigo Leo Mintz, dueño de una tienda de discos de la localidad, comenzó a poner R&B. Alan le llamaba ‘’rock and roll’’ a la música que compartía.

Ambos amigos tuvieron la gran idea de organizar un evento donde el público de la radio pudiera ver a Alan en vivo poniendo los grandes temas que transmitía en la radio por una módica cantidad que cualquiera pudiera pagar y así poder obtener buen dinero.

Así es, el primer concierto de rock fue con un DJ y claro, terminó en un gran desastre.

Se dice que se lograron falsificar entradas convirtiendo el recinto en un verdadero caos con cerca de 200,000 personas excediendo el doble de su capacidad, quedando fuera muchas personas molestas que comenzaron a alborotarse rompiendo las puertas del estadio. Aunque la policía intervino, se dieron cuenta que era demasiada gente para ellos y tuvieron que cancelar el evento a sólo un rato de haber comenzado.

A pesar de esa mala experiencia, los productores y organizadores de eventos quedaron sorprendidos por la capacidad de convocatoria del evento de rock, sabían que ahí había ocurrido algo interesante y con mucho futuro, algo que podía cambiar el destino de la música y el rock para siempre.

¡Gracias, Moondog!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *